top of page
  • Foto del escritorLux Capital Blog

Rentabilidad vs. Lucratividad: Dominando los Conceptos para Optimizar tu Cartera

En el universo de las inversiones, los términos "rentabilidad" y "lucratividad" se utilizan frecuentemente como sinónimos, pero en realidad tienen significados distintos y cruciales para analizar el desempeño de tus inversiones.


Comprender la diferencia entre estos conceptos te ayudará a tomar decisiones más conscientes y acertadas, optimizando la rentabilidad de tu cartera.


Rentabilidad: Midiendo el Retorno Total


La rentabilidad se refiere al retorno total obtenido con una inversión en un período determinado, considerando tanto las ganancias de capital como los rendimientos generados, como dividendos o intereses.


En otras palabras, la rentabilidad representa la variación porcentual del valor de tu inversión a lo largo del tiempo.


Fórmula de la Rentabilidad:


Rentabilidad = ((Valor Final - Valor Inicial) / Valor Inicial) x 100%

Ejemplo:

Si inviertes R$ 10.000,00 en una acción que después de un año vale R$ 12.000,00, tu rentabilidad en ese período será del 20%:

Rentabilidad = ((12.000 - 10.000) / 10.000) x 100% = 20%

Lucratividad: Enfoque en la Ganancia Neta

Por otro lado, la lucratividad se centra en la ganancia neta obtenida con una inversión, considerando los costos y gastos incurridos durante el período, como comisiones de corretaje, impuestos y otros cargos.

En resumen, la lucratividad representa cuánto realmente ganaste con tu inversión, después de deducir todos los gastos asociados.

Fórmula de la Lucratividad:

Lucratividad = (Rentabilidad - Impuestos - Costos)

Ejemplo:

En el ejemplo anterior, suponiendo que hayas pagado R$ 1.000,00 en impuestos y tarifas durante el año, tu lucratividad real sería del 19%:

Lucratividad = (20% - Impuestos - Costos) = (20% - 10%) = 19%

Aplicación de los Conceptos a tu Cartera:

Análisis individual de cada inversión: Al analizar la rentabilidad de cada inversión en tu cartera, considera los rendimientos generados y los costos incurridos para obtener la lucratividad real.

Comparación entre inversiones: Compara la lucratividad de diferentes inversiones, teniendo en cuenta tus objetivos financieros y tolerancia al riesgo.

Decisiones de inversión más conscientes: Entender la diferencia entre rentabilidad y lucratividad te ayudará a tomar decisiones de inversión más conscientes y acertadas, optimizando el retorno total de tu cartera.

Recuerda:

La rentabilidad pasada no garantiza resultados futuros. Diversifica tus inversiones para reducir el riesgo de tu cartera. Busca orientación profesional de un asesor financiero calificado para ayudarte en la construcción y gestión de tu cartera de inversiones.

Mantente conectado con nosotros en las redes sociales para saber cómo invertir en nuevas oportunidades de arbitraje con activos digitales. Estamos en Facebook, Instagram, Linkedin y Twitter.

Comentários


bottom of page